JJCUSTODIO

Apuntes diarios de mi vida personal y profesional.

Posts Tagged ‘Recuerdos’

Condecoraciones de un Turista

Posted by jjcustodio en agosto 1, 2015

FullSizeRenderHay muchas formas de recordar las experiencias de un viaje especialmente cuando se realiza a países lejanos. Yo colecciono postales para no olvidar los lugares y edificios que visité y pequeños recuerdos como artesanías y magnetos. En el último tour que hice a Europa conocí a Gabriel, un amigo mejicano que tuvo una original idea para tener recuerdos de este viaje. Compraba pines en cada ciudad que visitaba  y le pedía a su esposa que se los colocara en la gorra  que siempre llevaba puesta en la cabeza para protegerse del inclemente sol del verano europeo . Mientras su esposa se los colocaba sus dos hijas aplaudían. Toda una ceremonia. Al final su gorra quedo condecorada como pecho de general.

Muy buena idea mi cuate, . Yo ya no pude hacer lo mismo porque me di cuenta a la mitad de nuestro  viaje. La próxima ve que salga haré lo mismo.

Posted in Anécdotas, Recuerdos | Etiquetado: , , | 2 Comments »

El tranvía de mis recuerdos: El tranvía Monsefú–Puerto Eten

Posted by jjcustodio en marzo 28, 2013

Tranvía01Me parece escuchar a lo lejos el silbato del tren anunciando su pase por Monsefú. Corríamos a la estación para ver a la gente subir y bajar, bultos, canastas, sacos,maletas. Una algarabía total.  Lo recuerdo como una poderosa y enorme máquina, pintada de verde, capaz de movilizar toneladas de carga. Nos considerábamos los maquinistas y empezábamos a hacer el ruido de la locomotora cuando arrancaba.. “Chu..Chuuuuuu ….”, corríamos detrás de los vagones hasta verlos desaparecer.

Tenía 5 años la primera vez que lo abordé, tomado de la mano de mi hermana mayor lo subí  temeroso y angustiado por la nueva experiencia. Me parece ver a los maquinistas, al cobrador con su uniforme azul oscuro y su kepí, la gente acomodándose y el Chu…. chuuuuuu del tranvía al avanzar. Para la feria de Setiembre de “Jesús Nazareno Cautivo” santo patrón de Monsefú, el silbato del tren anunciaba la llegada de “ La Chirimiya”, las autoridades y los colegios del pueblo la esperaban para dar inicio a las festividades de la feria patronal.

50 años después lo vuelvo a abordar, esta vez sin el Chu chuuuuuu de su máquina y sin el rugir  de sus motores, lo encontré viejo, oxidado, destartalado y olvidado en el patio de máquinas del Ferrocarril en Puerto Eten, soportando el paso del tiempo y las inclemencias del clima. Recorrí todos los vagones, comprobando el daño por el  tiempo y el olvido,  pude tocar los motores algo que no hubiera podido en mi infancia.

El patio de máquinas es enorme y se siente la soledad, el viento sopla fuertemente y la brisa del mar me hace sentir frió. En donde antes hubo un hervidero de gente subiendo y bajando hoy es un cementerio en donde el único ruido que se escucha es el viento soplando a través de las máquinas.

Pueden ver todas las fotos de este Tren que circuló hasta 1966  entre Lambayeque – Chiclayo – Monsefú y Puerto Eten en: Tranvía Puerto Eten

Tranvia03Tranvía02

Posted in Anécdotas, Cultura, Recuerdos, Reflexiones | Etiquetado: , , , | 7 Comments »

El cuaderno de mi amigo Hugo

Posted by jjcustodio en febrero 9, 2013

Un cuaderno codiciado

Un cuaderno codiciado

Estábamos a escasos meses de iniciar el Internado Médico y nos asustaba la responsabilidad de atender pacientes, todo el mundo reunía sus apuntes , sus copias de las clases para tener a la mano el tratamiento sobre diarreas, neumonías, diabetes, traumas y tanta patología a la cual nos íbamos a enfrentar. Era el año 1982, no existía Internet. Nos lamentábamos de no haber guardado los apuntes de algunas clases y nos desesperábamos buscando esta información… todos menos uno. Nuestro querido amigo Hugo, fue tan meticuloso y tan ordenado durante los años de facultad que tenía todos los apuntes de los cursos en cuadernos empastados y etiquetados. Tenía un poder de concentración y una habilidad tan especial para tomar apuntes que daba envidia. Lo fastidiábamos diciéndole que apuntaba tan bien que en sus apuntes de clase  se podía leer.. aquí Juan le hizo una pregunta…. Roberto no respondió bien…. aquí tosió el profesor “.

Todos deseábamos  su cuaderno de apuntes de terapia…Ahí estaba todo! Como hacer el diagnóstico…. Que tratamiento dar, dosis, presentación de medicamentos, ¡Un vademecum personal !… Su cuaderno nos facilitaría la vida en el Internado. Todos los deseábamos.. pero nadie se atrevía a pedírselo prestado para copiarlo. Se ponía rojo como una granada,,, crispaba los dientes, fruncía los labios, daba tantas excusas para no prestarlo que daba risa. Solamente permitía que lo viéramos y apenas tocarlo, era su joya. ¡Vaya que sí lo era! Muchas veces, a propósito, para hacerle tener cólera, se lo pedíamos prestado. Tenía mucha razón en tener esa actitud…. muchas copias y apuntes se perdían cuando las prestábamos.

31 años después de nuestro internado me pregunto si aún conserva ese cuaderno de apuntes tan codiciado por nuestro grupo de facultad. Creo que sí, que aún lo conserva. En nuestra reunión por los 25 años de facultad nos mostró un papel en el que habíamos firmado los 5 miembros de nuestro grupo en el que nos comprometíamos a reunirnos en el año 2005, a esa misma hora y en ese mismo día. No nos reunimos, yo lo había olvidado… pero ahí estaba mi firma.

Posted in Anécdotas, Divertidos, Personal, Recuerdos, Reflexiones | Etiquetado: , , | Leave a Comment »

Y las lágrimas rodaron por nuestras mejillas

Posted by jjcustodio en octubre 8, 2012

SanCarlos01   Ya estaban anunciando nuestra  entrada, habían desfilado 39 promociones y faltaban las dos últimas, las dos promociones con las cuales las monjas iniciaron el colegio. Nuestros padres las llamaban “Las Madrecitas”, los jóvenes de esos tiempos “Las Monjas” y para nosotros niños en ese entonces, eran “The Sisters”. Vinieron desde muy lejos, San Juan de Terranova-Canadá y fundaron el colegio “Our Lady of Mercy” que después se llamó “La Misericordia” y posteriormente “San Carlos”.

Era el desfile por los 50 años de fundación de nuestro colegio. ¡Nuestros hermanos mayores.. se hacen presente! anunciaba por los parlantes Felipe, otro ex alumno, que emocionado lograba trasmitir a todo el público que se encontraba abarrotado mirando el desfile, todo el sentimiento de nostalgia,alegría,orgullo, amor y agradecimiento a la Congregación Canadiense de las Hermanas de la Misericordia que en el año 1960 llegaron a Monsefú y fundaron nuestro colegio. La banda empezó a tocar más intensamente, las tarolas redoblaban y las trompetas sonaban enérgicas, el picadillo,los globos y  las bombardas anunciaban nuestro paso.

Todas las promociones se habían reencontrado y habían recordado esos hermosos momentos de nuestra infancia, volvíamos a sonreír recordando las travesuras y  palomilladas de cada uno de nosotros, que ahora canosos y calvos nos encontrábamos desfilando. Por fracciones de segundo nos sentíamos niños llevando nuestro clásico uniforme de camisa blanca,pantalón y corbata azul, marcando el paso, con la mirada al frente sin poder mirar a los costados por temor a la mirada severa de nuestras profesoras.

¡Con Ustedes la Promoción 1972 y la Promoción 1971! ¡Nuestro hermanos mayores!…Empezamos a desfilar por el corredor del tiempo, a los costados la gente, los amigos, nuestros conocidos gritaban nuestros nombres,algunas señoras lanzaban arroz, papel picado, nos aplaudían. Pude ver el rostro de gente mayor que trabajó con las Monjas,  de familiares de otros ex alumnos que por muchos motivos no pudieron estar en el desfile, gente  que nos conocían  desde niños que emocionados también por el momento que se vivía soltaban sus lágrimas de emoción, quizá recordaban también su juventud.

Nuestros corazones latían fuertemente, la emoción nos embargaba, la garganta se nos hacía un nudo..¡pero si era solamente un desfile!.. al pasar por el estrado giramos y nos quedamos unos minutos saludando mientras por los altoparlantes se escuchaban nuestros nombres y de fondo el himno del colegio. En el estrado pudimos ver a nuestros queridos profesores que con lágrimas en los ojos nos aplaudían y en especial vimos a Madre Alicia, Madre Elizabeth y Madre Inmaculada con los ojos llenos de lágrimas nos aplaudían intensamente…¡Eran sus niños los que desfilaban!.

La emoción fue muy intensa, las lágrimas rodaron por nuestras mejillas el resto del desfile. Al final nos abrazamos, dimos gracias a Dios por estar vivos y llenos de salud y prometimos reunirnos nuevamente para los ….100 años.

Posted in Anécdotas, Personal, Recuerdos, Reflexiones | Etiquetado: , , , , | 8 Comments »

Un día en Monsefú de los años 60

Posted by jjcustodio en septiembre 6, 2012

¡Agua! ¡Agua! Se escucha a lo lejos los gritos de Don Altidoro . Su inmensa figura es inconfundible en el pueblo, parece un luchador de Sumo, un hombre moreno, fornido, barrigón y con el cabellos amarrado hacia atrás. ¡Agua!¡Agua! continúa gritando mientras avanza por las calles del pueblo vendiendo agua en pipas, montado en una carreta que es jalada por una mula.

Sus gritos me hacen recordar que mi madre me dijo que limpiara las tinajas para comprar agua. Voy corriendo a mi casa. “Te dije que limpiaras las Tinajas” expresa mi madre mientras chancaba los ajos en el batán. Empiezo a limpiarlas. Las inclino un poco para sacar el conchito que quedaba y al botarlo me doy cuenta que hay gusarapas Me quedo mirándolas y jugando con ellas. Los gritos de Don Altidoro son cada vez más cercanos, salgo a la calle y le pido cuatro pipas de agua. “¿Como está la acequia don Altidoro?”Está a full, coloradito” me responde. “Está buena para que te vayas a bañar con tu collera ”. Hoy es sábado, los adulos están relajados y tengo algo de permiso “un permiso no autorizado” para divertirme. Arturo. Nino, Angel, los michos y los Pazos discutimos donde ir a bañarnos: a la toma De Sierra, a la toma del Pato o al Palmo, al final decidimos ir a la Toma de Sierra.. Por las calles nos topamos con la Banda de Foncho que alegremente acompaña a San Cirineo, patrón de la familia Gonzales, cuatro cargan al santo mientras que atrás todos lo devotos se van al almuerzo que ofrece la mayordoma mayor. Camote y Mamuche, los coheteros oficiales del pueblo corren de esquina en esquina reventado los cohetes.

Por un costado de la calle y dejando atrás a la procesión pasa Pichana, con todos los Diablos azules encima, gritando y vociferando

Baño en la Compuerta

mientras dos policías lo llevan casi arrastrando a la comisaría. Nos detenemos a mirarlo con miedo, cuando está borracho agrede y se le da por pelear con todo el mundo ¡Miren! ¡Miren muchachos! Como me llevan mis mujeres! Grita Pichana mientras los ´policías lo golpean por todo el cuerpo.

Dejamos atrás al pueblo y nos cruzamos con Chollo, el loquito del pueblo. Angel le tira una piedra y Chollo nos empieza a correr. Corremos, corremos entre risas y miedo..Chollo no es agresivo pero no sabemos que nos haría si nos coge. Seguimos corriendo a la toma de Sierra como no queriendo que los otros muchachos nos ganen el sitio., queremos ser los primeros en bañarnos. No hay bronceador, ni toallas. La arcilla que se nos pega al cuerpo hace de bronceador, las pichanas hacen de flotadores y las toallas son nuestra propia ropa. No hay temor a agua contaminada ni a enfermedades, Son los años del 60 al 70, el río, las acequias, el mar y las chacras son nuestra diversión.

Nos causa gracia encontrarnos en el camino a la acequia a Úrsula, la oligofrénico del pueblo, la fastidiamos y nos burlamos de ella, es la novia de cualquiera de nosotros cuando queremos ridiculizarnos..

Somos los primeros en la acequia, el agua se ve maravillosa, pasa rosando el tronco que sirve de toma a los agricultores cuando quieren represar el agua para regar. Está a full! Este tronco se convierte en nuestro trampolín y desde allí empezamos a lanzarnos al agua. Nuestra imaginación de niños nos hace ver el agua enorme, extensa, bella, hermosa, deliciosa cuando en realidad está turbia, sucia con pajas y pequeñas ramas de troncos. Gritamos, saltamos, hacemos apuestas quien nada más rápido…. todo es diversión, alegría, inocencia. Una hora después sentimos hambre y Arturo propone ir a robas frutas. Ángel informa que en la charra de enfrente

Caminos de mi pueblo

hay camote. Tomamos la decisión vamos a robar camotes. Lentamente, agazapándonos nos introducimos a la chacra y empezamos a sacar camotes, otros se dedican a cosechar ciruelas. De pronto un grito ¡Ay.. que hacen allí! nos pone los pies en polvorosa. Salimos corriendo con nuestro botín y nos dirigimos a nuestro cuartel general, la Toma de Sierra. Traemos troncos y pajas secas, hacemos fuego e introducimos los camotes y nuevamente nos arrojamos a la acequia a continuar bañándonos. ¡Un submarino! ¡Un submarino! grita José.. es una moñiga de vaca que flota en la superficie del agua, todo el mundo se sumerge y pasa por debajo de ella apareciendo las cabezas más adelante arrojando agua por la boca. Minutos después alquien grita “Ya están los camotes”, salimos desesperados por el hambre que nos devora y cada uno saca un camote con la punta a de un palo seco; Dulces, calientes, suavecitos y deliciosos. ¡Que deliciosos que eran los camotes asados en el campo!

Volvemos al pueblo entre empujones, risas y burlas, a medida que nos vamos acercando a nuestras casas la alegría y la sonrisa de haber pasado un hermoso día en nuestro balneario “La toma de Sierra” se va perdiendo. Algunos nos hemos ido a bañar sin permiso y probablemente nos reciba un “¡Donde has estado!…¡Pasa pa´dentro! Ya me las vas a pagar.. Vas a ver!

Posted in Anécdotas, Cultura, Monsefú, Personal | Etiquetado: , , , | 6 Comments »

Mirada de Santo

Posted by jjcustodio en noviembre 11, 2011

Padre Carlos

Tenía 10 años cuando Padre Carlos falleció, recuerdo a la gente del pueblo y a mis padres llorar su muerte, el dolor de nuestro pueblo por la pérdida de un hombre que se había identificado tanto con  sus problemas, era muy grande. Yo caminaba atontado, absorto entre tanto dolor, entre los rostros angustiados y llorosos de las madres de familia y la mirada perdida y compungida de los varones.

Lo recuerdo como un hombre alto, delgado, enérgico, dulce y amable. Su rostro sereno y de mirada profunda parecía atravesar nuestra mente y saber cuándo habíamos cometido un pecado infantil de esos que había que ir corriendo a confesarlo. Eran los tiempos en los que nuestra inocencia infantil nos hacía acusarnos unos a otros de pecados cometidos:  habló en la Iglesia, le jaló los pelos a Juan, ha dicho una lisura. Bastaba que fijara su mirada seria sobre nosotros para detener nuestras travesuras en el templo o en clases. Cuando sonreía  se abrían las puertas del cielo, todos los niños corríamos gritando y riendo a su alrededor para tocarlo  y  para abrazar sus piernas, era muy alto para nosotros.

Nuestros padres se referían a él como mucho respeto: “El Padre Carlos ha dicho…”, “ El Padre Carlos ha propuesto…..”, “El Padre Carlos nos ha llamado….” y estaban dispuestos a seguirlo en todos sus proyectos. Se convirtió en el  líder de un pueblo de gente trabajadora, que supo aprovechar el trabajo comunitario de las Mingas para realizar una gran transformación en la ciudad.

El pueblo estaba con él, el pueblo lo seguía, el pueblo lo amaba, hasta que llegó ese día fatídico de Marzo de 1966 en el que falleció en un grave accidente de tránsito junto con las Hermanas Dorotea Caroll y Aquina English. El pueblo ya no fue el mismo, una pena muy grande se apoderó de todos, el líder que nos estaba sacando del atraso religioso, institucional y cultural, había fallecido. Cuarentaicinco años después aún seguimos hablando de él. Los pobladores, los campesinos, los padres de familia que trabajaron con él, muchos de ellos fallecidos, sienten mucha nostalgia cuando lo recuerdan y sienten pena no tener un lugar donde ir a visitarlo para dejarle un ramo de flores.

Padre Carlos era hijo único y su madre, en su dolor por la pérdida de su hijo se llevó sus restos a Terranova. Tuve la oportunidad de visitar su tumba en el año 2000 cuando visité Terranova, la tierra de nuestros sueños infantiles. Recé en su tumba agradeciéndole toda la labor que había realizado en nuestro pueblo y por ser yo uno de los beneficiados por los colegios que fundó junto con  la Congregación de la Hermanas de la Misericordia. Mientras rezaba sentí su presencia  y por primera vez sonrío conmigo satisfecho por lo que yo había logrado.  Su mirada dulce y amable me envolvió… tenía una mirada de santo.

Posted in Anécdotas, Monsefú, Personal, Reflexiones | Etiquetado: , , , , | 3 Comments »

Ángeles venidos del cielo

Posted by jjcustodio en abril 2, 2011

400px-Hermanas_MisericordiaTenían todo el cuerpo cubierto de un hábito blanco, del blanco más puro que puedo haber visto En su cabeza una toca que cubría casi toda su rostro dejando apenas visible sus ojos, nariz y boca. Cuando el viento soplaba levantaba el hábito y en mis fantasías de niño de 5 años creía que eran alas… creía que eran ángeles venidos del cielo. Su dulzura en el trato y sus caricias en nuestros rostros de niños asustados nos trasladaban a un mundo nuevo, a un mundo de una felicidad extraña, diferente, a un mundo de fantasías. Hablaban un idioma extraño que no entendíamos, reíamos y nos sorprendíamos cuando hablaban entre ellas el inglés.

Nos enseñaron el inglés casi como lengua materna, cantábamos canciones infantiles como My mother gave me a nickel, Jack and Jill, Oh Susana, Michael Row your boat Ashore, Edelweiss. Old MacDonal have a farm. Nuestro personajes de lectura fueron Paul Bunyan, Johnny Appleseed,

Nos hablaban de Dios y del amor al prójimo. Nos contaban que venían de un país lejano en donde había nieve, todo era blanco y hablaban inglés. Nos regalaba estampas tan bonitas que creíamos que Newfoundland era el cielo.

Hoy regresan después de 50 años de su arribo para reencontrarse con esos niños, actualmente de 55 años,  que las creían “Ángeles venidas del cielo”.

La Congregación Canadiense de Las Hermanas de la Misericordia de Terranova, cumplen este año 50 años de su venida a Monsefú. Para celebrar este acontecimiento, todas las hermanas que trabajaron desde el año 1962 visitarán Monsefú en Noviembre de este año.

Posted in Monsefú, Personal, Reflexiones | Etiquetado: , , , | 3 Comments »

Yo debo agracerte a ti.

Posted by jjcustodio en octubre 27, 2008

Dr Susumu y Dr. Suma

Dr Susumu y Dr. Suma

Me dejó sorprendido su respuesta pensé que no me había entendido.  Yo le estaba agradeciendo por todo lo que estaba haciendo por mi en mi visita al Japón y él me respondió que … ¡era él quien tenía que agradecerme! .

Susumu, mi amigo y colega japonés, me había llevado a conocer el Tokyo Women`s Medical University Hospital ,  el Hayama Heart Center, la clínica privado del famoso cirujano Dr. Suma en la bahía de Kamakura, en donde el día de internamiento costaba 3,000 dólares, había asistido a operaciones con el Profesor Dr. Takanashi en el Yokohama City University Medical Center y a muchos otras clínicas y hospital de Yokohama y Tokio además de las visitas como si fuera un turista japonés a la Isla de MIyajima en  Hiroshima,al Hiroshima Peace Memorial Museum , a los templos y jardines de Kyoto…  ¿Porqué me agradeces tú? le dije.  ” Jay- me contestó- cuando yo solicitaba permiso para visitar esos lugares les informaba que tenía como visitante a un profesor peruano de cirugía Cardiovacular que quería conocer esos lugares. Ellos gustosos aceptaban tu visita y me invitaban  también a mí por ser tu anfitrión. Esa a sido también  la única manera que yo he tenido de poder ingresar y conocer esos lugares y de poder conversar con esos famosos cirujanos de Japón. Los cirujanos japoneses que no pertenecemos a ese stuff nos es muy difícil, casi imposible acceder a esos lugares… somos muy celosos y egoistas entre nosotros. Ahora regresaré a mi hospital y les contaré que almorcé con el Dr. Suma  y no me van a creer. Así somos los japoneses”, concluyó.

Posted in Personal, Reflexiones | Etiquetado: , , | 3 Comments »

¡Cuidado te quemen el rastro!

Posted by jjcustodio en agosto 6, 2008

Bañándose en la compuerta

Bañándose en la compuerta

Los veranos de los años 70 eran agobiantes y los muchachos nos dedicábamos a jugar fulbito, el trompo, el zumbador y la pelea de cachos. Nadie tenía la preocupación del dinero, recibíamos la propina de 50 ctvs y con eso era suficiente para pasar el día. El río y las acequias eran nuestras piscinas y nuestras ropas de baño los calzoncillos que habia que amarrarlos con “chante” para que no se los lleve la corriente. Nuestras fantasías nos hacían creer que las acequias eran ríos enormes y que era valiente quien cruzaba la “toma” y quien se tiraba de cabecita desde la compuerta. Nuestros flotadores eran las “pichanas” y nuestro bronceador la arcilla que se nos pegaba al cuerpo por la turbidez del agua.

Después del baño, entraba le hambre y había que ir a “robar frutas” a las chacras. Era la máxima descarga adrenérgica que podíamos experimentar, el miedo a que nos “ampayaran”, a que nos corrieran los perros o que nos corrieran a “champazos” nos hacía sentir valientes, pero el temor máximos era el que nos pudieran “quemar el rastro”. Se comentaba entre nosotros que los campesinos recogían las huellas que dejaban los que entraban a robar fruta a sus chacras y las quemaban con hierbas, ajos y una serie más de aditamentos  que se los daba un brujo. Entonces al dueño de la huella se le empezaba a hinchar la pierna hasta cogerle gangrena y se la amputaban. Este temor muchas veces no nos dejaba dormir y nos amilanaba, pero había que demostrar nuestra hombría y teníamos que ir. Cuando un campesino nos ampayaba nos corría a “champazos” y nos gritaba “¡Les voy a quemar el rastro!”

Posted in Personal, Reflexiones | Etiquetado: , | 7 Comments »

Úrsula, un personaje de mi pueblo

Posted by jjcustodio en junio 25, 2008

Ursula,personaje del pueblo

Después de 52 años aún la encuentro por la calle con su sonrisa inocente , su caminar siempre ligero de pasitos cortos y su bolsa en la mano. De niño me asustaban , cuando no quería ingerir almentos, diciendo que la iban a llamar para que me de de comer. De adolescente sin medir la rudeza de las palabras varias veces nos burlábamos de ella y en la juventud nos tocaba asustar a los niños con ella o convertirla en la enamorada de todos cuando había que hacer chacota de alguien.

Presta a acercarse si la llamaban sin saber distinguir cuando era para burlarse de ella o para recibir un dulce o una moneda, pero siempre se aproximaba con su rostro inocente y curioso. Cuando veía niños jugando se acercaba corriendo quiriendo participar en sus juegos  pero era rechazada cruelmente por los niños con gestos y palabras lastimosas . Ella se quedaba a un costado  mirándolos con una sonrisa tierna e inocente. Era feliz contemplando la alegría de los críos y quizás soñaba que participaba en sus juegos.

Era frecuente encontrarla a la salida del Colegio esperando a la profesora Gladys o las “Madrecitas”, al verlas corría contenta con su cuaderno ,”¡Señorita, póngame tarea!”, les pedía. Era la fiel acompañante de la profesora Violeta, por donde quiera que ella iba,  Úrsula estaba a su lado.

Úrsula es todo un personaje en el pueblo: el “cuco” de los niños, “el bacilón” de los adolescentes y la oligofrénica de los adultos.

Ahora adulto cada vez que me cruzo con ella la envuelvo con mi mirada y veo que no ha cambiado nada, el mismo rostro y la misma inocente sonrisa que yo tengo grabada en mis recuerdos de infancia .

Mientas ella viva y siga recorriendo las calles de Monsefú, cada vez que me cruce con ella recordaré esos años maravillosos de mi infancia perdida, infancia de la rayuela, el trompo y el zumbador.

Posted in Personal, Reflexiones | Etiquetado: , , , | 20 Comments »

Bienvenida Gabriella

Posted by jjcustodio en enero 23, 2006

Gabriella y Patrick

Regresó después de 38 años y se dió cuenta que el pueblo de Monsefú no la había olvidado. ¿Como iba el pueblo a olvidar a una profesora que vino desde muy lejos, Terranova, a educar a sus hijos, allá por los años de 1960? ¿Como sus exalumnos, que actualmente bordeamos los 50 años, la íbamos a olvidar? Es un sentimiento muy especial el que nos invade a cada uno de sus alumnos, verla es recordar esos días allá por los años de 1961, cuando estudiábamos la primaria en nuestro escuela “Our Lady Of Mercy School”. Fuimos una generación afortunada que logró una educación muy especial gracias a la labor de la Congregación de las Hermanas de la Misericordia. El pueblo reconoció tu labor, por eso esas muestras espontáneas de cariño y agradecimiento el día que reingresaste a Monsefú después de tantos años de ausencia.

Gabriella tu estarás siempre en el corazón de todos nosotros, tus enseñanzas, tus consejos y tu sabiduría para corregir nuestros errores han hecho de nosotros hombres de bien. Estas mismas enseñanzas tuyas las aplicamos ahora en nuestros hijos.

Gracias Gabriella y disfruta de tu visita al Perú.

Posted in Personal | Etiquetado: | Leave a Comment »

Añoranzas

Posted by jjcustodio en octubre 26, 2005

 Mis Profes

Hoy día me siento un poco nostálgico, el próximo año cumpliré 50 años y de todos los recuerdos de mi vida los que uno más añora son esos años de la infancia. Una Infancia sana sin tanta distracción tecnológica como existe ahora. Nuestras diversiones eran irnos al campo a recoger frutas, a bañarnos al río o a la playa…éramos tan afortunados que todo lo teníamos a la mano…el campo, el río y el mar. 

>     Mi educación primaria y secundaria ocurrió dentro de un fenómeno social en la historia de mi pueblo: la llegada de la Congregación Canadiense de las Hermanas de la Misericordia   “Madrecitas”  les decíamos. LLegaron cuando yo tenía 5 años y me educaron y formaron con una metodología extranjera. Ese grupo de niños fuimos muy afortunados. Cuantas anécdotas en esas aulas, bromas, juegos y alegrías y penas.

>Como no recordar a mi profesoras de Primaria Madre Gabriella,Meche, Mora Clarita, Inmaculada y Madre Ana María, religiosas que nos educaron con tanto cariño y amor y a quienes estaremos etenamente agradecidas. Nos dieron como regalo en nuestra educación el idioma inglés que tan útil me fue en mi educación Universitaria y que me sigue siendo tan útil. Como quisiera que mis hijos tuvieran esta educación que yo tuve.

>Cuando ellas llegaron, Monsefú era uno más de los pueblos de campesinos que luchaban contra la indiferencia de la autoridades de las grandes ciudades. Llegaron y transformaron todo. Trabajaron al lado de nuestros padres, ellos respondieron con gran responsabilidad pues vieron en ellas las forjadores del futuro de sus hijos.

>Por todo lo que hicieron con mi generacíón ellas estarán eternamenente en el corazón de un pueblo, especialmente de aquellos que tuvimos la suerte de ser educados por ellas.

Posted in Personal | Etiquetado: | 1 Comment »

Reencuentro con mis profesoras de infancia

Posted by jjcustodio en octubre 16, 2005

Nos volvimos a encontrar con Gabriela después de 29 años cuando visitéTerranova en el año 1995, fue un reencuentro muy emocionante. Conversamos, reimos y cantamos las canciones infantiles que nos enseñó. Aún recuerdo las lágrimas de todos nosotros sus alumnos cuando tuvo que partir de regreso a su tierra, Canadá, teníamos en ese entonces entre 8 y 9 años de edad, no comprendíamos porqué tenía que regresar… sentimos que algo muy querido nos abandonaba y nos sentíamos solos.

Después de 10 años nos hemos vuelto a poner en contacto y me dice que regresa a Monsefú a visitar a sus exalumnos después de 40 años de ausencia…. Gabriela, tú y tu esposo Patrick son bienvenidos, los esperamos con el corazón en la mano.Meche

Originally uploaded by Jay Cus.

Después de Gabriella, que se fue antes que termináramos la Primaria,llegó Madre Meche y fue nuestra tutora y profesora en Secundaria. Ya éramos más grandes,casi adolescentes y ya no estábamos para los mimos y la dulzura de nuestros primeros años,llegó la seriedad, la mirada dura y rígida para corregir los alborotos y desorientaciones propios de nuestra edad pero también la dulzura y la sonrisa cuando había que compartir momentos de confraternidad cantando y tocando guitarra. Participaba de nuestras bromas como cuando le tomábamos fotos con una cámara fotográfica de papel y le mostrábamos su foto… un dibujo horrible hecho a mano.

Esos momentos de infancia serán siempre inolvidables y nuestra generación quedará eternamente agradecida a estas mujeres que dejaron su tierra para venir a trabajar y educar a niños de un pueblo muy lejano. 

Posted in Personal | Etiquetado: | Leave a Comment »