JJCUSTODIO

Apuntes diarios de mi vida personal y profesional.

Posts Tagged ‘Anécdotas’

Me siento un lobo marino

Posted by jjcustodio en abril 13, 2017

Lobo marinoMejor dicho, un chancho marino de 60 años, el lobo marino es más esbelto. Nado libremente en la piscina, una brazada tras otra, me zambullo, nado esquivando a las personas que se me cruzan en el carril especialmente niños, llego a uno de los extremos de la piscina, tomo aire, descanso unos segundos, me doy media vuelta y continúo nadando. Espalda, libre, mariposa. Mi reto es cruzar cuarenta veces los 25 metros de la piscina. Tengo que nadar un kilómetro, Me siento en mi hábitat y me desplazo con mucha facilidad. Mis movimientos son ágiles, seguros y fuertes. Me siento Feliz.

Termina mi hora de práctica y me siento una máquina recién aceitada ágil y fuerte.  Al día siguiente al despertar, mi esposa me teme..¡Me convierto en un chico malo!….Mal de la espalda, mal de la columna, mal de la rodilla…empieza mi problema, dolor en la espalda para levantarme, dificultad para agacharme, la reuma, el lumbago, ,ayayay, bajo las escaleras arrastrando los pies como el chancho marino que no puede desplazarse en tierra.  ¡Quiero volver al agua y sentirme de 30 años!

Posted in Anécdotas, Divertidos, Uncategorized | Etiquetado: , | 2 Comments »

De compras con mis dos mujeres

Posted by jjcustodio en septiembre 2, 2014

Compras02Hacía varias semanas que mi esposa me insistía en ir de comprar para renovar mi guardarropa. Tienes que comprarte camisas y pantalones-me decía. Por fin accedí y nos fuimos de compras. Mi hija escuchó y nos preguntó si podía acompañarnos. Ok, le dije, y por ahí veo si les compro algo a ustedes también.

Una vez en en Centro Comercial, mi esposa y mi hija se fueron por la ropa para damas y yo por la de varones. En 5 minutos conseguí lo que quería 2 camisas y un pantalón y luego me fui a la sección de computadoras para matar el tiempo. Dos horas después de espera entre probar y probarse ropa, carteras, zapatos, vestidos, blusas, mis dos mujeres habían escogido. Vamos a pagar- dijo mi esposa- y luego vamos por lo tuyo. Ok ,le respondí. MI esposa un par de botas y una cartera y mi hija una casaca de cuero. Vi el monto y casi me desmayo ..” Uy cariño”, me dijo apenada mi esposa … eteeee en cuantas letras mi amor”…. Suspiré profundo, total yo les había prometido comprarles algo… “ En cuatro letras cariño”. Mi esposa e hija me miraban apesumbradas por el monto, yo tragaba saliva.. “Mira mi amor” me dijo mi esposa toda cariñosa…”Ya has gastado mucho.. tú mejor cómprate solamente el espantador eléctrico de ratas para espantar a las ratas que se están metiendo al patio….” Me quedé con la boca abierta. ¡Como mi amor! … Si cariño, insistió… Necesitamos ese espantador.

Al final mi esposa y mi hija salieron todas sonrientes y felices conversando alegremente  con   bolsas grandes que rosaban el suelo y yo atrás  con mi espantador de ratas que alcanzaba en una bolsita plástica que me la metí al bolsillo. …. Hasta ahora me pregunto….¿En que momento me la hicieron?

Posted in Anécdotas, Divertidos, Personal | Etiquetado: , , , | Leave a Comment »

Cinco mujeres, cinco hermanas, cinco destinos y un solo corazón

Posted by jjcustodio en enero 8, 2014

Hmns MarroquínIngresaron sonriendo coquetamente con la alegría reflejada en todo el cuerpo, los comensales de la cevichería creían que era una reunión de Promoción de algún colegio, era fin de año y las reuniones de este tipo eran frecuentes , pero nadie podía pensar que eran cinco hermanas que después de muchos años coincidían, estaban todas juntas y querían festejarlo. Era un deleite observar y disfrutar de la alegría contagiante de su mesa, uno podía observar la madurez de Cory, no en vano era la mayor, la elegancia de Janina, la sensualidad de Lía, la seriedad de Lorena y la coquetería de Paola. Entre risas y carcajadas recordaban su niñez, las peleas por saber quién tenía la mejor muñeca, luego en la adolescencia acusándose de quien tenía enamorado y ya adultas la alegría de los éxitos personales y las felicitaciones por los matrimonios. Hablaban de todo menos de las “alhajas” de sus maridos que les había tocado, querían seguir soñando que eran solteras y que el mundo les sonreía, se olvidaron de los problemas personales, de los problemas familiares y de las pequeñas disputas entre ellas, eran solo ellas, las niñas, las chicas, las hijas de Lázaro y Adela.

Entre la sonrisas uno podía percibir ese amor fraterno, ese  amor de hermanas que las unía en ese instante. Me imagino la titánica labor de sus padres  para  criar a estas cinco “demonias” por sus reacciones impredecibles ante la adversidad, a estas cinco leonas cuando defienden su hogar y sus hijos, a estas cinco damas por su elegancia y distinción, a estas cinco chicas que nunca tuvieron un domingo siete, es decir, por criar a estas cinco hermosas y dulces mujeres.

Que Dios siga iluminando a estas cinco hermanas  para solucionar sus problemas y que la felicidad les siga sonriendo en sus hogares.

Posted in Anécdotas, Personal | Etiquetado: , , | 2 Comments »

Mi confesión llegó muy tarde

Posted by jjcustodio en agosto 28, 2013

ConfesionHabía errado en el concurso de Spelling y había perdido mi primer puesto quedando rezagado al quinto lugar. Estaba enojado, disconforme  e irascible. Mis amigos de burlaban de mi, me creía insuperable y haberme equivocado  me molestaba. Ya había pasado una hora de la clase de Inglés, el salón estaba tranquilo, todos sentados en sus carpetas pero yo continuaba arrebatado… ¡No podía ser! ¡Había perdido! De cólera rompí la hoja de mi cuaderno y la arrugué en mi mano, lleno de rabia la lancé por encima de mi cabeza y cayó al costado de la última fila de carpetas. Madre Meche vió volar el papel e inmediatamente llena de cólera dijo : ¡Quien ha sido! ¡Quien ha tirado ese papel! Silencio absoluto. Solamente Wilmer que se sentaba en esa fila había visto que yo había arrojado el papel. ¡Quién ha sido! Volvió a preguntar Madre Meche, roja de cólera y con el índice señalando a cada uno. Era el año 1966 y tenía 10 años, en nuestro colegio “Nuestra Señora de la Misericordia” administrado por la congregación Canadiense de las Hermanas de la Misericordia de Terranova, tirar un papel al suelo era un delito. ¡Quién ha sido! volvió a preguntar.. Wilmer me miraba y con su mirada me acusaba. “Muy bien páranse todos…. Permanecerán parados en su sitio hasta que alguien diga quien ha sido.. Los otros pueden salir al recreo” Sentía un profundo remordimiento, no me atrevía a decir que yo había sido. En el recreo no me sentía tranquilo, me sentía angustiado… ellos estaban castigados por mi, Wilmer podía delatarme . Al regresar del recreo, ellos continuaban parados mirando la pared, castigados. Mi corazón  latía fuertemente, la mirada de Wilmer no me dejaba tranquilo… No pude más, cerré los ojos y grité “Yo he sido! Sentí un gran alivio al decir la verdad. Al abrir los ojos ya no encontré a  nadie. Todo estaba oscuro, sudaba profusamente y sentía los fuertes latidos de mi corazón. Me asusté y grité ¡Donde están! ¡Donde se han ido! A los pocos segundos me di cuenta…Había despertado de un sueño. Aún podía verme con los pantalones cortos corriendo por las calles de mi pueblo con Wilmer, Marco, Juan Manuel, Iván. Tuvieron que pasar  45  años para confesar mi falta. Mi confesión llegó muy tarde.

Posted in Anécdotas, Divertidos, Personal, Recuerdos, Reflexiones | Etiquetado: , , , , | 3 Comments »

El cuaderno de mi amigo Hugo

Posted by jjcustodio en febrero 9, 2013

Un cuaderno codiciado

Un cuaderno codiciado

Estábamos a escasos meses de iniciar el Internado Médico y nos asustaba la responsabilidad de atender pacientes, todo el mundo reunía sus apuntes , sus copias de las clases para tener a la mano el tratamiento sobre diarreas, neumonías, diabetes, traumas y tanta patología a la cual nos íbamos a enfrentar. Era el año 1982, no existía Internet. Nos lamentábamos de no haber guardado los apuntes de algunas clases y nos desesperábamos buscando esta información… todos menos uno. Nuestro querido amigo Hugo, fue tan meticuloso y tan ordenado durante los años de facultad que tenía todos los apuntes de los cursos en cuadernos empastados y etiquetados. Tenía un poder de concentración y una habilidad tan especial para tomar apuntes que daba envidia. Lo fastidiábamos diciéndole que apuntaba tan bien que en sus apuntes de clase  se podía leer.. aquí Juan le hizo una pregunta…. Roberto no respondió bien…. aquí tosió el profesor “.

Todos deseábamos  su cuaderno de apuntes de terapia…Ahí estaba todo! Como hacer el diagnóstico…. Que tratamiento dar, dosis, presentación de medicamentos, ¡Un vademecum personal !… Su cuaderno nos facilitaría la vida en el Internado. Todos los deseábamos.. pero nadie se atrevía a pedírselo prestado para copiarlo. Se ponía rojo como una granada,,, crispaba los dientes, fruncía los labios, daba tantas excusas para no prestarlo que daba risa. Solamente permitía que lo viéramos y apenas tocarlo, era su joya. ¡Vaya que sí lo era! Muchas veces, a propósito, para hacerle tener cólera, se lo pedíamos prestado. Tenía mucha razón en tener esa actitud…. muchas copias y apuntes se perdían cuando las prestábamos.

31 años después de nuestro internado me pregunto si aún conserva ese cuaderno de apuntes tan codiciado por nuestro grupo de facultad. Creo que sí, que aún lo conserva. En nuestra reunión por los 25 años de facultad nos mostró un papel en el que habíamos firmado los 5 miembros de nuestro grupo en el que nos comprometíamos a reunirnos en el año 2005, a esa misma hora y en ese mismo día. No nos reunimos, yo lo había olvidado… pero ahí estaba mi firma.

Posted in Anécdotas, Divertidos, Personal, Recuerdos, Reflexiones | Etiquetado: , , | Leave a Comment »

Yo soy padre y madre de tus hijos

Posted by jjcustodio en junio 18, 2011

Dia del PadreTodo entusiasmado acepté ir con  mi esposa al cierra puertas de SAGA y Ripley para escoger  mis regalo por el día del padre. Como era de esperarse las tiendas estaban atestadas de compradoras. Ella odia la multitud así que me dijo que esperáramos que se despejara un poco, mientras tanto ella estaría mirando ropa femenina y yo mirando aparatos electrónicos. Media hora después fui a verla ..”Mi amor..- me dijo.  sigue la gente amontonada hay que esperar un momento más” Ok, mi amor… luego vamos. Como yo iba a escoger y ella a pagar, tenía que esperar.

A la media hora ella me fue a buscar. Mi amor – me dijo- que horrible, tanta gente, .. pero ya escogí tu regalo.. vamos a pagar. Le ví cuatro bolsas y me alegré..¡Tendría varios regalos!. Mi alegrìa duro poco pues al  momento de pagar leì: Una cartera de cuero, una blusa, una falda….”Mi amor -le digo- Es el día del Padre, no el día de la Madre”…. Mira me dijo: “ Yo soy Padre y Madre de tus hijos, tú nunca estás en casa, nunca te vemos  así que me merezco regalos, además aquí está tu regalo … Un paquete de 3 calzoncillos en oferta pague uno lleve tres” …. Si, si… mi amor … Tienes razón mi vida…¡Feliz día del Padre!.

Posted in Anécdotas, Divertidos, Personal | Etiquetado: , , | 11 Comments »

Yo debo agracerte a ti.

Posted by jjcustodio en octubre 27, 2008

Dr Susumu y Dr. Suma

Dr Susumu y Dr. Suma

Me dejó sorprendido su respuesta pensé que no me había entendido.  Yo le estaba agradeciendo por todo lo que estaba haciendo por mi en mi visita al Japón y él me respondió que … ¡era él quien tenía que agradecerme! .

Susumu, mi amigo y colega japonés, me había llevado a conocer el Tokyo Women`s Medical University Hospital ,  el Hayama Heart Center, la clínica privado del famoso cirujano Dr. Suma en la bahía de Kamakura, en donde el día de internamiento costaba 3,000 dólares, había asistido a operaciones con el Profesor Dr. Takanashi en el Yokohama City University Medical Center y a muchos otras clínicas y hospital de Yokohama y Tokio además de las visitas como si fuera un turista japonés a la Isla de MIyajima en  Hiroshima,al Hiroshima Peace Memorial Museum , a los templos y jardines de Kyoto…  ¿Porqué me agradeces tú? le dije.  ” Jay- me contestó- cuando yo solicitaba permiso para visitar esos lugares les informaba que tenía como visitante a un profesor peruano de cirugía Cardiovacular que quería conocer esos lugares. Ellos gustosos aceptaban tu visita y me invitaban  también a mí por ser tu anfitrión. Esa a sido también  la única manera que yo he tenido de poder ingresar y conocer esos lugares y de poder conversar con esos famosos cirujanos de Japón. Los cirujanos japoneses que no pertenecemos a ese stuff nos es muy difícil, casi imposible acceder a esos lugares… somos muy celosos y egoistas entre nosotros. Ahora regresaré a mi hospital y les contaré que almorcé con el Dr. Suma  y no me van a creer. Así somos los japoneses”, concluyó.

Posted in Personal, Reflexiones | Etiquetado: , , | 3 Comments »

¡Cuidado te quemen el rastro!

Posted by jjcustodio en agosto 6, 2008

Bañándose en la compuerta

Bañándose en la compuerta

Los veranos de los años 70 eran agobiantes y los muchachos nos dedicábamos a jugar fulbito, el trompo, el zumbador y la pelea de cachos. Nadie tenía la preocupación del dinero, recibíamos la propina de 50 ctvs y con eso era suficiente para pasar el día. El río y las acequias eran nuestras piscinas y nuestras ropas de baño los calzoncillos que habia que amarrarlos con “chante” para que no se los lleve la corriente. Nuestras fantasías nos hacían creer que las acequias eran ríos enormes y que era valiente quien cruzaba la “toma” y quien se tiraba de cabecita desde la compuerta. Nuestros flotadores eran las “pichanas” y nuestro bronceador la arcilla que se nos pegaba al cuerpo por la turbidez del agua.

Después del baño, entraba le hambre y había que ir a “robar frutas” a las chacras. Era la máxima descarga adrenérgica que podíamos experimentar, el miedo a que nos “ampayaran”, a que nos corrieran los perros o que nos corrieran a “champazos” nos hacía sentir valientes, pero el temor máximos era el que nos pudieran “quemar el rastro”. Se comentaba entre nosotros que los campesinos recogían las huellas que dejaban los que entraban a robar fruta a sus chacras y las quemaban con hierbas, ajos y una serie más de aditamentos  que se los daba un brujo. Entonces al dueño de la huella se le empezaba a hinchar la pierna hasta cogerle gangrena y se la amputaban. Este temor muchas veces no nos dejaba dormir y nos amilanaba, pero había que demostrar nuestra hombría y teníamos que ir. Cuando un campesino nos ampayaba nos corría a “champazos” y nos gritaba “¡Les voy a quemar el rastro!”

Posted in Personal, Reflexiones | Etiquetado: , | 7 Comments »

Llamen al doctor por favor

Posted by jjcustodio en enero 16, 2007

muerte

Balzac, escritor francés, en su lecho de muerte llamaba a gritos al Dr. Bianchon para que lo atienda. ” Sòlo Bianchon me puede salvar”, exclamaba. Confiaba en él, lo conocía muy bien y sabía que era el único que lo podía curar. La Sra. Elvira Varías, una amiga de mi familia, una señora que me vio crecer desde niño, me llamaba días antes que muriera, ella confiaba en mí pese a que recién me había graduado. El encargado de avisarme -en esos tiempos no existían los teléfonos celulares – nunca me lo hizo saber.Me enteré mucho tiempo después en una conversación con su hija.

A Balzac sus amigos le decían que el Dr. Bianchon en cualquier momento llegaba, que lo esperara, que tuviera paciencia. Ninguno de los dos fue atendido por su médico. La diferencia era que el Dr. Bianchon era un personaje ficticio, no existía… Yo sí existía, estaba cerca, pude haberla atendido. No la hubiera podido salvar pero la señora Elvira hubiera podido sentir la satisfacción de verse atendida por alguien a quien conocía muy bien. Bianchon no existía, era un personaje ficticio, un personaje literario de la Comedia Humana, un médico creado por la genialidad de este escritor y a quien Balzac en su delirio de muerte lo llamaba para que alivie sus males.


Posted in Personal | Etiquetado: , | Leave a Comment »

Cosa de japoneses

Posted by jjcustodio en mayo 20, 2006

Japonecitas

Recepción

Sabemos lo fríos que pueden ser los japoneses cuando expresan sus emociones, yo tuve la suerte de poder compartir con ellos situaciones de grupo en el que me consideraba uno más de elllos. Disfruté con ellos “fiestas”-pare elllos fiesta era reunirse a reir,tomar y conversar- sin bailar.El japonés mayor de 20 años ya no baila, por lo menos el profesional. En otras oportunidades nos reunimos en bares para tomar cerveza y reir como cualquier grupo de amigos de promoción, por supuesto que los chistes me los traducía al inglés mi amgo Susumu.

Fue la primera reunión la que me impactó. El servicio de Cirugía Cardiovascular del Yokohama City University Hospital me invitó a una fiesta de bienvenida en mi honor, la cuota era 100 dólares, para suerte yo no tuve que pagar. Feliz y contento compartía mis experiencias con el personal. Las más entusiastas y sonrientes conmigo eran las chicas, las enfermeras japonesas. Todas me sonreían, me bombardeaban a preguntas sobre el Perú, sobre las chicas y chicos peruanos, sobre mi experiencia en su hospital .. que opiniçon tenía de ellas… yo salamero, como todo latino les respondía  halagando y admirando la belleza de la mujer nipona. Me creía Tom Crusie, hinchaba el pecho y aullaba como lobo. Al día siguiente ingresé al servicio con una enorme sonrisa, queriendo saludar y darles el beso de saludo a todas las chicas que se habían estado peleando el día anterior por mis atenciones y …cosa increible…. nadie me conocía, nadie me hablaba, todas las chicas concentradas en su trabajo… las miraba para saludarlas y me ignoraban…¡Que hice mal! ¡Que dije que las  ofendí! ¡Porqué me ignoran! Todas estas preguntas se atoraban en mi cerebro buscando respuestas…Poco a poco lo fui comprendiendo.. la respuesta estaba en las costumbres orientales… una cosa es la “fiesta” y otra es el trabajo.

Posted in Personal | Etiquetado: , , , | Leave a Comment »