JJCUSTODIO

Apuntes diarios de mi vida personal y profesional.

Archive for 13 abril 2017

Me siento un lobo marino

Posted by jjcustodio en abril 13, 2017

Lobo marinoMejor dicho, un chancho marino de 60 años, el lobo marino es más esbelto. Nado libremente en la piscina, una brazada tras otra, me zambullo, nado esquivando a las personas que se me cruzan en el carril especialmente niños, llego a uno de los extremos de la piscina, tomo aire, descanso unos segundos, me doy media vuelta y continúo nadando. Espalda, libre, mariposa. Mi reto es cruzar cuarenta veces los 25 metros de la piscina. Tengo que nadar un kilómetro, Me siento en mi hábitat y me desplazo con mucha facilidad. Mis movimientos son ágiles, seguros y fuertes. Me siento Feliz.

Termina mi hora de práctica y me siento una máquina recién aceitada ágil y fuerte.  Al día siguiente al despertar, mi esposa me teme..¡Me convierto en un chico malo!….Mal de la espalda, mal de la columna, mal de la rodilla…empieza mi problema, dolor en la espalda para levantarme, dificultad para agacharme, la reuma, el lumbago, ,ayayay, bajo las escaleras arrastrando los pies como el chancho marino que no puede desplazarse en tierra.  ¡Quiero volver al agua y sentirme de 30 años!

Anuncios

Posted in Anécdotas, Divertidos, Uncategorized | Etiquetado: , | 3 Comments »

El novio de mi mascota

Posted by jjcustodio en abril 2, 2017

Blanco, el enamoradoNadie lo puede ver. Es un perro callejero que ronda mi casa  día y noche. Se ha obsesionada por el amor de mi mascota, una Golden Retriever, que por supuesto para la madre y la abuela (mi hija y mi esposa) es un don nadie que nada tiene que ofrecerle a Luna, nuestra mascota. Lo llamamos Blanco, aunque nada tiene de blanco por los sucio y roñoso que anda y lo peor lleno de garrapatas.  Lo odian, lo maldicen, lo gritan, lo botan pero por el amor a los animales que ellas tienen, hacen colecta para que lo bañen o lo vacunen, reclaman por sus derechos cuando alguien le quiere hacer daño, protestan cuando le tiran piedras o intentan pegarle porque trata de  morder a los transeúntes que pasan por su lado. De vez en cuando un “pobre animalito”  les sale. Amor y odio, típico de las mujeres. Los transeúntes nos llaman la atención..¡Amarren a Luna y mami4su perro! .. nos reclaman porque creen que es nuestro. Algunos vecinos le dejan comida al costado de mi casa por lo que nunca piensa irse.

En las mañanas cuando salimos al trabajo o la universidad, Blanco va adelante cuidando nuestros pasos, ladrando al que se nos aproxima  como si fuera nuestro guardaespaldas, si se acerca mucho lo botamos,  lo asustamos pero él sigue adelante y cuando mi hija saca a Luna a pasearla corre inmediatamente, salta desesperado alrededor de ella  intentando jugar con Luna y ladra a los otros perros que intentan acercársela. Se nota su alegría de verla. MI hija en su intento de separarlos varias veces se ha enredado con la correa en sus piernas y se ha caído.  Muchas veces abrimos la puerta y ahí está echado en la puerta de mi casa. Duerme en nuestro jardín destruyendo el grass con su peso. Lo botamos y se pasa al jardín de enfrente. Hemos puesto espinas en la puerta de mi casa  y en jardín para espantarlo y me denunciaron en las redes sociales por maltrato animal. Ya no sabemos que hacer, Mi esposa por momentos piensa mandarlo a bañar para que  pueda juntarse con nuestra mascota o adoptarlo, pero luego se acuerdo de todo el daño que le ha causado a Luna, dos veces enfermó con Erliquia, enfermedad de las garrapatas que Blanco le pasó y en la cólera que le da encontrar garrapatas en la puerta de  la casa y nuevamente….¡Mugroso animal! ¡Vete de acá! …¡Que hacemos!¡Que hacemos!…. ¡Ya no lo soporto!….. Del amor al odio, mi esposa pasa en una fracción de segundos.

Ya me había acostumbrado a ver a mi hija y a mi esposa pasar del amor al odio cada vez que veían a Blanco cuando ocurrió la desgracia. Una noche de intensa lluvia se le cruzaron en el camino 2 pitbull que lo atacaron y lo dejaron malherido, al día siguiente lo encontraron muerto. Los vecinos protestaron, dentro de todo también lo querían y lo odiaban y denunciaron  al dueño de los pitbull. Cuando mi hija se enteró soltó unas lágrimas y mi esposa se puso muy triste. Le pidió a una amiga que por favor lo llevaran a un veterinario para que lo salve y que la incluyeran en los vecinos para dar cuota.  Para suerte mía ellas  estaban fuera del país y no fueron testigos de esta masacre.

Posted in Anécdotas | Leave a Comment »