JJCUSTODIO

Apuntes diarios de mi vida personal y profesional.

Navegando con vikingos

Posted by jjcustodio en julio 11, 2011

PescadoresNo tienen muelle por lo que tienen que empujar a puro hombro sus pesadas embarcaciones de madera de doce metros de eslora y cuatro metros de manga, pesan un promedio de  tres toneladas y su bodega tiene tienen una capacidad de hasta doce toneladas. Colocan sus espaldas al costado de la embarcación y al grito  ¡Hum! ¡Hum! empiezan a empujar, tanto para hacerse a la mar como para guardar sus embarcaciones en la orilla. Unos maderos redondos, los polines, que son colocados debajo de la lancha a medida que avanza los ayuda a desplazarla. Si tienen suerte y dinero los ayuda un tractor.

Cuando navegué con ellos sus condiciones eran muy precarias, algunas embarcaciones no tenían radio, el botiquín de primeros auxilios solo lo exhibían para la inspección anual, dormían tirados en la cubierta o en las panetas, maderas al costado del motor. El ruido infernal de éste los arrullaba y el olor a la gasolina y el  penetrante olor a pescado los adormecía. Tampoco había espacio para un baño, sus necesidades fisiológicas las realizaban al borde de la embarcación. Sus instrumentos de orientación son el el sol, el viento, las estrellas, las aves y su intuición.

Trabajan en las condiciones más incómodas y penosas que pude experimentar pero a pesar de ello la alegría, la bondad y la confraternidad eran sus características. La braveza del mar y los fuertes vientos los embravecía y la tranquilidad de un amanecer en un mar aletargado los tranquilizaba. Forjan sus personalidades a golpe de olas, vientos y soledad en esa inmensa grandeza del mar. Fue la única vez en que experimenté “soledad” en grupo, cuando en los 4 puntos cardinales solamente veía mar, mar y mar y nuestra embarcación era la única que se desplazaba.

Estos pescadores de Santa Rosa son descendientes de los bravos marinos que vinieron con el mítico guerrero Naylamp en sus caballitos de totora a las costas de Lambayeque , pero las grandes embarcaciones de pesca los llaman Los Vikingos por lo valientes que son de salir al mar en esas condiciones.

Me fui a la aventura y estuve pescando con ellos durante tres meses, para mi era una diversión, una experimentación, una vivencia que la iré relatando en varias crónicas.

6 comentarios to “Navegando con vikingos”

  1. Luis Castro said

    Interesante…una grata experiencia.Vamos a esperar las siguientes entregas.
    Saludos,
    Luis

  2. onelia huertas niquen said

    FELICITACIONES, yo tambien vivi una aventura asi, es increible son unos verdaderos guerreros. onelia

  3. Te felicito Jacinto, por tu expriencia vivida al lado de aquellos valientes trabajadores,que en pocas maderas,armadas en fragiles enbarcaciones,navegan sobre ese manto plateado,que es el mar, en busca del pescado,y asi ganarse el pan del dia,y poder mantener a la familia. Con esta tu anecdota,me has hecho recordar, tambien vivenvias mias,de mi niñez y adolescencia,cuando desde horas muy tempranas,antes de que apareciera el sol,yo y mi hermano Luis Melchor,saliamos de casa,hacia la llamada salida a santa rosa,por el camino viejo,subiamos al comion rumbo a las playas de santa rosa;como me encantaba de ese comino,la llamada bajadita.En dicha playa esperabamos las enbarcaciones que retarnaban aveces llenas de pescado,y ayudar a descargar,a cambio de que nos regalaran unos cuantos pescados para asi llevar a mi casa y ayudar a la mesa del dia.Tambien me ponia a lavar las redes en dichas playas por 50 centavos cada una,y asi conseguia unos cuantos soles,tambien para casa,luego mi hermosa mami,me daba ,uno a dos soles,para comprarnos unos cuantos biscochos(encimadas o bainillas…) en la escuela o en el colegio;antes de las 8 de la mañana ya estabamos en casa,nos bañabamos,desayunabamos,nos poniamos el uniforme,tomaba mis cuadernos, y rumbo a estudiar.Asi como esta porcioncilla de mi vivencia;recuerdo muchas màs,mas aùn de mi etapa de de lustrabotas.Gracias Jacinto,y te dirè que de alguna forma u otra,todos somos valientes,mas aùn cuando despues de tanto sacrifio,se logran o logramos objetivos anhelados y positivos, tanto personales,familiares y en bien de toda nuestra sociedad;en especial para nuestro querido MONSEFU.Abrazos y hasta pronto.(Fredit custodio salazar),Ah¡ saluda a todos los amigos.

    • jjcustodio said

      Franklin, gracias por tu comentario. Esas vivencias de nuestra infancia han forjado nuestra personalidad y han curtido nuestro cuerpo No quisiéramos que nuestros hijos pasaran por eso pero son esos golpes lo que nos han hecho los hombres de ahora. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: