JJCUSTODIO

Apuntes diarios de mi vida personal y profesional.

¡Que Dios bendiga sus manos Doctor!

Posted by jjcustodio en abril 29, 2011

llantoEra una niña hermosa y graciosa de 5 años de edad, de cabello negro enrulado, juguetona y con una sonrisa angelical. Rápidamente se ganó el cariño de todos los cirujanos. Tenía una cardiopatía congénita y me tocaba operarla, una Comunicación Interventrcular, una cardiopatía simple, con un pronóstico muy bueno y con una mortalidad perioperatoria mínima. Los días previos a su cirugía se la pasaba pintando y dibujando, su madre orgullosa los colocaba alrededor de su cama. El día de su cirugía su madre se acercó y con la natural angustia de una madre me dijo que confiaba en Dios y en mí en que todo iba a salir bien.

Todo iba bien durante la cirugía pero al momento de conectarla a la máquina de circulación extracorpórea hizo una elevación de temperatura, 39 grados me dijo el anestesiólogo. ¿Porqué? ¿Que ha pasado?… El equipo de anestesia empezó a buscar la causa mientras yo continuaba operando. Media hora después la temperatura había descendido. ¿Que pasó? Muchas razones se postularon.

Salió de sala de operaciones sin problemas, pasó a la UCI, 3 horas después fue retirada del ventilador, estaba despierta. La cirugía había sido un éxito.

A las ocho horas del post operatorio reaparece la fiebre, 38 grados no cedía con nada y continuó subiendo a 40°. La niña se fue deteriorando, fue necesaria volverla a conectar al ventilador, se estaba descompensado, su corazón empezaba a fallar. ¡Que estaba pasando! ¡Hipertermia maligna fue la respuesta. Fiebre elevada, maligna, como respuesta a los fármacos anestésicos, que no cedía con nada y que podía matar a la niña,. El antídoto no lo teníamos. Nunca había pasado esto en 10 años de cirugías, era el primer caso. La madre angustiada me miraba a los ojos desesperada…¡Que está pasando doctor!..Mi hijita estaba tan bien, ha estado conversando conmigo…¡Que pasa Doctor! Le explico lo de la hipertermia maligna y la madre estalla en llanto….¡Doctor salve a mi hija… salve a mi hija!… Mi corazón se constreñía de dolor, no podía hacer nada. Había salido todo tan bien…. Regreso a la UCI… y veo a los intensivistas haciéndole masaje cardiaco, la niña había hecho un paro cardiaco, Por más apoyo de resucitación que se le dió, el corazón no respondió….¡La niña había fallecido!. Dios mío…¡Porqué esta niña!  era hija única de madre soltera….Cabizbajo, triste y angustiado salí a darle la noticia a la madre…. Ella me ve en el rostro el dolor que expresaba y lo entiende. Estalló en llanto..¡No! ¡Mi hijita Noooo! Se abrazó a mi y lloraba desconsolada yo la acompañaba con lágrimas en mis ojos,no podía soportar tanto dolor, mi frialdad y serenidad de cirujano la perdí en ese instante, ella había confiado en mi, había salido todo tan bien…… En medio de su dolor coge mis manos y me las besa..” Que Dios bendiga sus manos Doctor para que siga operando y salvando a otros niños como mi hija, Ud lo hizo bien, ya Dios sabrá porque me la quito” …¡Porque dios mío! ¡Porque este dolor!…No lo podía creer, yo había operado a su hija y había fallecido…y ella ¡bendecía mis manos!. Dejé a la madre con sus familiares, todos lloraban. Cabizbajo y con un  dolor profundo en el corazón me perdí entre los pasadizos del hospital.

12 comentarios to “¡Que Dios bendiga sus manos Doctor!”

  1. Jorge Luis Flores Ballena said

    Es triste una situación de este tipo Chito, pero a todo esto hay que sacarle lo positivo que creo está en el hecho de que en una siguiente operación las precauciones para evitar este tipo de fiebre,si es que la hubiere, van a ser más de cuidado. Es cierto se trata de una vida humana y por eso con mucha mayor razón para tomar en cuenta lo sugerido.
    Se entiende tu dolor y escuchar que te afectó es poco común pero también debe ser por el hecho de los pocos yerros en ese tipo de operaciones.
    Saludos
    Jorge Flores Ballena

  2. La Hipertermia maligna es rarìsima y depende de una anomalìa genètica. En niños se presenta entre 1/15,000 a 1/30,000 anestesias generales.
    Este caso me afecto mucho al extremo de irme retirando poco a poco de la cirugìa cardiaca en niños. Actualmente solamente opero adultos.

  3. ANA MARIA SANTA CRUZ VILLAR said

    La verdad Dr. Jesús que me a conmovido esta experiencia que le paso y le entiendo que a Ud. mucho más; pero comparto el comentario que le hizo el su amigo Ballena y que esta experiencia que paso sirva para tener mas cuidado y que otro caso no se repita y perder otra vida.
    Dios lo siga bendiciendo y sobretodo sus manos.
    Saludos

    • Raul Curo Giles said

      Mi estimado Jacinto, lamentando todo lo ocurrido, pero quiero decirte que Ud. trato de salvar la vida de una nina, poniendo todo lo mejor de su profesionalismo, yo creo que te toco un caso muy dificil, muy raro, pero esto tomalo con mucha serenidad; comprendo tu situacion como medico y padre que eres, pero la vida es asi, Jacinto sigue adelante con tu profesion porque eres un orgullo monsefuano y que Dios te bendiga siempre. Saludos.

  4. Rosa Luz López Martínez said

    Dr. Custodio: No tengo el gusto de conocerlo soy intensivista de la UCI del Almenara y percibo por su escrito la gran persona que es Ud., para publicar con tanta sensibilidad uno de estos hechos. A los que trabajamos tan cerca de la muerte y tan aferrados a la vida, mas alla del aspecto técnico queda ese sentimiento tan desesperante de la frustracion por encima de la cual recibimos a pesar de todo un agradecimiento, que no se convierte en solaz o en alivio, sino que incrementa nuestra deseperante sensacion de impotencia por la cual nos encerramos en algun lado a soltar las lagrimas que nos alivien la tristeza… para seguir adelante después. Y seguimos adelante, y percibo que Ud. lo hizo…

    • JJCustodio said

      La personas creen que los cirujanos somos frios y sin sentimientos, no comprenden que sufrimos tambièn cuando uno de nuestros pacientes fallece. No podemos demostrarlo porque hay otros pacientes que nos necesitan. Este sentimiento no es solamente de los cirujanos es tambièn de enfermeras y de médicos intensivistas como tú que trabaja en el filo de la vida y la muerte.
      Gracias por tu comentario Rosa.

      • Gabriela Vasquez Lopez said

        Dr. Custodio, soy Gabriela Vasquez Lopez tengo 23 años y medico general peruana, actualmente me encuentro en New Jersey estudiando para conseguir mi licencia en medicina aqui, Ah.. tambien soy hija de la Dra. Rosa Lopez, la persona que acaba de responder. SIempre pense que la medicina, para los que realmente la escogieron de corazon, es la manera mas noble de expresar la bondad que reside n todos nuestros corazones… durante mi corta estadia en los hospitales de Lima he llorado cada perdida que he tenido, despues d eun exhaustivo examen de conciencia y a mi corta edad solo puedo presumir que hay cosas que estan fuera de mi control. No se aun si quiero ser cirujana, pero ratifico su posicion…los cirujanos no son frios … los cirujanos tienen que mantener el control de sus emociones.. por lo mismo que en su fuero interna expresan el mas inmenso cariño y preocupacion por sus pacientes.
        Ruego a Dios que cada dia existan mas medicos que sean medicos por vocacion y no dinero.. medicos como usted mi padre y mi madre a quien he visto luchar, sudar y llorar por sacar adelante a los pacientes.
        Respire doctor.. y vuelva empezar. Fiuerza

  5. ACABO DE TERMINAR DE LEER Y TENGO MIS OJOS LLENOS DE LAGRIMAS …ME IMAGINO COMO TE HABRAS SENTIDO AL SENTIR LA PRESENCIA DEL ESPIRITU SANTO EN ESA MADRE QUE LE PEDIA A DIOS QUE BENDIGA TUS MANOS A PESAR DE SU DOLOR, ELLA GENEROSAMENTE PENSABA EN LAS DEMAS PERSONAS QUE TU SALVARAS EN LO QUE TE QUE TE QUEDA DE VIDA ….. SER MEDICO DE VOCACION COMO ERES TU ES UN REGALO DE DIOS Y ELLA TE LO MANIFESTO ……….TU HABIAS HECHO BIEN TU TRABAJO……… SU CUERPESITO NO RESPONDIO Y DIOS SE LA LLEVO AL CIELO NO SE MUEVE UN CABELLO SIN QUE EL LO PERMITA Y SI EL DECIDIO LLEVARLA ES QUE LA QUERIA A SU LADO ……Y TU QUERIDO PRIMO TIENES UN ANGEL QUE TE CUIDA DESDE EL CIELO BESITOS IRIS BAY

  6. Ana Oré Richle said

    No puedo sino compartir el dolor que todos manifiestan frente a tan desgarradora pérdida. Gracias Dr. Custodio por compartir esta experiencia con nosotros. Solo la obra de Dios es perfecta y nosotros no podemos sino dar gracias por haber estado cuando hacía falta ante el dolor y la angustia de la familia en el proceso de enfermedad. Toda sabiduría emana de El y nos ha de ayudar a entender el sentido de está expresión de amor que hemos vivido al leer sus notas. !GRACIAS¡

  7. gerardo said

    Hace algunos años, por el mes de julio, un paciente muy especial, un niño de 16 años, dx PCI, con un cuerpo de 5años, con la lucidez de un adulto, cursaba con episodios de neumonía recurrentes por su enfermedad. Pero su madre una mujer joven, todos los días le llevada sus tareas del colegio, que el resolvía . Una noche 7pm, me llaman de piso, yo estaba en emergencio, mi paciente estaba disneico, cianótico, desaturaba, lo ventile con el ambu, mande a buscar a la pedriatra de turno.. El niño me miro a los ojos, me tomo de la mano y me dijo: doctor no me quiero morir, salveme…me sorprendí… Seguí bolseando… El niño se fue apagando…. Cuando llegó el pediatra del cambio de turno( 8pm); solo certificó la muerte. La enfermera avanzo a decir…”el interno lo estuvo bolseando”. Era 17 de julio, día de mi cumpleaños, y mi paciente se llamaba Gerardo como yo…era mi internado y no dormí esa noche…

    • jjcustodio said

      Asi es Gerardo, nuestra vida como médicos es una constante lucha contra la muerte que nos va golpeando y curtiendo pero nunca debemos perder la sensibilidad ante el dolor humano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: