JJCUSTODIO

Apuntes diarios de mi vida personal y profesional.

¡Esta enfermedad no es de médicos!

Posted by jjcustodio en agosto 27, 2009

¡Nada!

¡Nada!

En memoria a mi padre, que de estar vivo habría cumplido 100 años.

Hacía varios días que mi padre se sentía mal: malestar general, tos, dolores articulares, dolor de pecho, de cabeza e indigestión. Para suerte de mi madre que ya se empezaba a alarmar, llegó Willy, mi hermano mayor, el primer médico de la familia que hacía 4 años se había recibido. Examinó a mi padre y le recetó antinflamatorios y digestivos… era un simple resfriado que se le iba a pasar rápido. Pasó el fin de semana y regresó a Lima. Mi padre continuó sintiéndose mal.

A la semana siguiente llegó Enrique, el segundo médico de la familia que hacía pocos años se había recibido de médico y se alarmó de encontrarlo con ese malestar y con una febrícula. Nuevamente lo examinó, no le encontró ningún foco infeccioso ni ningún signo que orientara el diagnóstico. Le indicó que le aplicaran los antinflamatorios vía intramuscular, que tomara antibióticos y que le hicieran algunos análisis. Por asuntos del trabajo también tuvo que regresar a Lima. Mi padre continuaba con el malestar que le estaba perjudicando su trabajo en el mercado.

Al tercer fin de semana, llegué yo. Me encontraba haciendo internado en Trujillo, el último año de la carrera de Medicina y encontré a mi padre con todo el malestar. Como era de esperarse mi madre muy preocupada me explicó el problema y solicitaba mi ayuda. Me enfrentaba a un gran problema. Mis dos hermanos mayores, que ya eran médicos no habían podido combatir el mal de mi padre…. y yo, en ese instante un estudiante de Medicina del último año…¡Qué iba  poder hacer! Examiné a mi padre y tampoco encontré un signo que me orientara. Los análisis estaban normales. Cambié los antibióticos y los antiinflamatorios y que los tomara cada 6 horas. Domingo por la noche me regresaba a Trujillo preocupado por su salud.

Tres días después mi padre, al ver que seguía igual le dijo a mi madre: “¡Paula!…¡Esta enfermedad no es de médicos!” “¡Llama a Juan!”. Juan era uno de sus ahijados de matrimonio que trabajaba como “alzador” (asistente) de brujo. Juan llegó a la casa de mis padres y después de escupirle timolina por todo el cuerpo y de rezarle con baile incluido, le pasó el Cuy por  cabeza, tronco, abdomen y extremidadesy al abrirlo sentenció…”Padrino… es un mal viento que le ha agarrado el pecho y  los pulmones y  la medicina que está tomando lo está jodiendo más” Ya no tome pastillas . Hágase un lavado con achicoria y tome un vasito de este brebaje Mañana, tarde y noche que es especial para su mal. A los 2 días el mal se le fue a mi padre y volvió a la normalidad.

Días después cuando lo llamábamos preguntando por su salud, nos respondía: ” Estoy bien hijitos.. gracias a Uds.”

15 comentarios to “¡Esta enfermedad no es de médicos!”

  1. Carlos Alberto said

    Chito:

    Hermano. muy buena, me hiciste reir y sentir felicidad de su recuerdo.
    Un fuerte abrazo
    Carlos C.L:

  2. Enrique said

    Que importante es recordar estas anécdotas de nuestro padre y hacernos recordar que en nuestras épocas nos curaban con la pasada de huevo o pasada del cuy, y que en la actualidad se sigue practicando. Un fuerte abrazo.
    Enrique.

  3. Antonio said

    Ja,JA,Ja,Ja,Ja….que buena anecdota de tu padre al confirmar que todas las enfermedades no son para medico, saludos a la familia.

    Antonio Muro Z.

  4. Betty Flores said

    Braavo !!!! que anécdota??,muy buena siempre los viejos con lo suyo,
    Ja…ja…ja..llegan a mi memoria varias de la que escuchabamos en la calle M.M.Izaga frente à la imprenta
    Que risa , cuando se ponian a contar o a conversar los amigos de nuestros padres, y si lo hacian por las noches, aveces nos hacian tener temor el escucharlos,
    Saludos a nuestra santa tierra
    B.Flores

  5. Pepé Sánchez R. said

    No pensaba acordarme también de mi Abuela Elisa que hacía lo mismo puesto que ellos depositaban su confianza en lo que probaron y experimentaron por muchos años.

    Muy buena, me hiciste reir Chito.

    Pepe

  6. Manuel Custodio said

    Chito, la anecdota que paso en la familia fue muy buena,y que ustedes los medicos nunca supieron que paso, recordar estos hechos hace que siempre nuestros padres esten presentes.
    Saludos,
    manuel

  7. Haydee said

    Hermanito, que emoción la anecdota que haces recordar a nuestros padres…..No la sabía… Recuerdo muy bien a Juan el alzador…con sus locuras. Muy famoso en su época.
    Con cariño tu hermana
    Haydee

  8. me encanto que te sirviera el cuento de cholo tres medicos y un brujo . que escribio hace un tiempo .para este mas detallado felicitaciones -al cholito le va ha encantar, ya se lo estoy emviando. besos .iris

    • Sociedad Peruana_CTCV said

      Saludos al primo Cholo, es uno de los que se acuerda de las anécdotas familiares.Él me la hizo recordar.

  9. SET.03,20009..¡Que tal cuento,muy cierto!Pero para don Jacinto,sus hijos eran primero,sus salvadores,me siento muy orgulloso de ser tu amiga CHITO,y por supuesto de WILLY Y ENRIQUE tambien,buenos MEDICOS,pero con el permiso de Uds.dejenme reir:ja ja ja…,besos.Julia.

    1

  10. milton Gonzales said

    Buena, Chito,tu como siempre con tus buenas anécdotas de nuestra tierra.
    Esto nos enseña que siempre hay que darle un espacio a la medicina de nuestros ancestros cuando vemos que la ciencia ya ofreció lo necesario y supuestamente bien.
    tu pata Milton,

  11. Analucia Angulo said

    Increible y muy divertida anecdota de su padre.
    Saludos, nos vemos en clase

  12. mondragon said

    muy bonito doc. a veces somos incredulos a esas “cosas” q escapan a la ciencia jiji…

  13. flor de maria Polo said

    Jesus interesante lo que nos cuentas pero antiguamente era asi , hoy en dia hay medicina Bach (florales) Homeopaticos , y la novalgina es una planta que baja la fiebre ,y se continua los estudios todavia de palntas inclusive aqui en brasil se esta estudiando una planta para el cancer en la Amazonia un abrazo Flor

  14. Hola Flor, que gusto saber de ti. Asì es, debemos mirar a nuestros antepasados y aprender a curar como lo hacìan ellos. En muchas de sus plantas estàn guardados muchos secretos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: