JJCUSTODIO

Apuntes diarios de mi vida personal y profesional.

Archive for 27 agosto 2009

¡Esta enfermedad no es de médicos!

Posted by jjcustodio en agosto 27, 2009

¡Nada!

¡Nada!

En memoria a mi padre, que de estar vivo habría cumplido 100 años.

Hacía varios días que mi padre se sentía mal: malestar general, tos, dolores articulares, dolor de pecho, de cabeza e indigestión. Para suerte de mi madre que ya se empezaba a alarmar, llegó Willy, mi hermano mayor, el primer médico de la familia que hacía 4 años se había recibido. Examinó a mi padre y le recetó antinflamatorios y digestivos… era un simple resfriado que se le iba a pasar rápido. Pasó el fin de semana y regresó a Lima. Mi padre continuó sintiéndose mal.

A la semana siguiente llegó Enrique, el segundo médico de la familia que hacía pocos años se había recibido de médico y se alarmó de encontrarlo con ese malestar y con una febrícula. Nuevamente lo examinó, no le encontró ningún foco infeccioso ni ningún signo que orientara el diagnóstico. Le indicó que le aplicaran los antinflamatorios vía intramuscular, que tomara antibióticos y que le hicieran algunos análisis. Por asuntos del trabajo también tuvo que regresar a Lima. Mi padre continuaba con el malestar que le estaba perjudicando su trabajo en el mercado.

Al tercer fin de semana, llegué yo. Me encontraba haciendo internado en Trujillo, el último año de la carrera de Medicina y encontré a mi padre con todo el malestar. Como era de esperarse mi madre muy preocupada me explicó el problema y solicitaba mi ayuda. Me enfrentaba a un gran problema. Mis dos hermanos mayores, que ya eran médicos no habían podido combatir el mal de mi padre…. y yo, en ese instante un estudiante de Medicina del último año…¡Qué iba  poder hacer! Examiné a mi padre y tampoco encontré un signo que me orientara. Los análisis estaban normales. Cambié los antibióticos y los antiinflamatorios y que los tomara cada 6 horas. Domingo por la noche me regresaba a Trujillo preocupado por su salud.

Tres días después mi padre, al ver que seguía igual le dijo a mi madre: “¡Paula!…¡Esta enfermedad no es de médicos!” “¡Llama a Juan!”. Juan era uno de sus ahijados de matrimonio que trabajaba como “alzador” (asistente) de brujo. Juan llegó a la casa de mis padres y después de escupirle timolina por todo el cuerpo y de rezarle con baile incluido, le pasó el Cuy por  cabeza, tronco, abdomen y extremidadesy al abrirlo sentenció…”Padrino… es un mal viento que le ha agarrado el pecho y  los pulmones y  la medicina que está tomando lo está jodiendo más” Ya no tome pastillas . Hágase un lavado con achicoria y tome un vasito de este brebaje Mañana, tarde y noche que es especial para su mal. A los 2 días el mal se le fue a mi padre y volvió a la normalidad.

Días después cuando lo llamábamos preguntando por su salud, nos respondía: ” Estoy bien hijitos.. gracias a Uds.”

Posted in Personal, Reflexiones | 15 Comments »