JJCUSTODIO

Apuntes diarios de mi vida personal y profesional.

Archive for the ‘Turismo’ Category

Después de la tempestad… vino la calma

Posted by jjcustodio en enero 31, 2012

 

Navegando con vikingos

Santa Rosa 01aEra una noche muy oscura. la lancha se movía de un lado para otro, el viento soplaba fuertemente formando grandes olas que golpeaban la proa, popa, babor y estribor. Sentado en el extremo de la proa asido de los templadores veía a los pescadores que se desplazaban de un lado para otro entre gritos de alegría y de felicidad…. la pesca estaba buena. La lancha avanzaba golpeando las olas y en cada golpe se elevaba por los aires, caía de golpe y se volvía a elevar. Ya llevaba varios días pescando con ellos y ya no me mareaba. Todos gritaban persiguiendo al cardumen. Era una noche oscura, se veía una mancha brillante que se deslizaba en la superficie del mar, “la ardentilla” le dicen. La pesca es mejor cuando todo está oscuro, cuando no hay luna, porque pueden ubicar de lejos al pescado identificando la ardentilla. Lanzaban la boya al mar y ésta arrastraba  el boliche, aceleraban el motor y rodeaban al cardumen tratando de abarcar la mayor cantidad de éste, luego recogían la boya, colocaban la soga que la sostenía en el winche y éste empezaba a recoger, cerrar y levantar  el boliche. En estos momentos la lancha se movía frenéticamente de un lado para otro, el viento, las olas, la fuerza del motor, hacía que la lancha parecía  un barquito de papel merced a la fuerza de la naturaleza. Temía que en cualquier momento uno de ellos se podía caer al mar. Yo no podía mantenerme de pie … sentado en el extremo de la proa, fuertemente agarrado de los templadores  contemplaba absorto todo el movimiento y el trajín de los pescadores. Me sentía un vikingo. Terminaban de subir el boliche y nuevamente emprendían la persecución del pescado. La lancha subía y bajada por el golpe de las olas, el ruido del motor era frenético, el viento me golpeaba fuertemente el rostro… ¡Allá está la ardentilla! gritaba el probero . El patrón de lancha enrumbaba la embarcación en esa dirección. Nuevamente la lancha se desplazaba a través de las olas. el golpe de éstas en el casco hacía que el agua nos estallara en el rostro y en el cuerpo, nadie se cubría, todos perseguían al pescado con sus cinco sentidos.

Después de varias horas de pesca, eran las 3 de la mañana,  y cuando en la bodega ya no alcanzaba más bonito, se escuchó el ansiado “¡Ya basta!… Tenemos suficiente …Vamos a descansar°. Todos empezaron a sacarse las ropas húmedas y colocarse ropas secas y a buscar su ubicación en el caperol para dormir, un tablón en la bodega al costado del motor. Se dormía entre costalillos de ropa y mantas que servían de colchón, uno al lado del otro ó uno cruzado con el otro. Yo por ser invitado y amigo del patrón tenía un sitio preferencial, me ubicada en el extremo de ese enjambre de brazos, piernas y cuerpos, unos al lado del otro  que intentaban dormir. Dormí entre el ruido infernal del motor, el olor de la gasolina y el olor del pescado… pero que sueño para tan placentero tuve esa noche.

Horas después la brisa fría del mar me despertó, todo era claro y  silencio, la embarcación apenas se balanceaba en su rumbo a la caleta. Me desplacé como pude entre todos los cuerpos de los pescadores que dormían y salí a cubierta. Me quedé maravillado de lo que vi. La lancha se desplazaba sobre  una inmensa planicie azul en la que no se formaba ni la más mínima ola, daba la sensación que se deslizaba sobre una inmensa autopista azul. Apenas una horas antes en plena oscuridad se había sacudido como un barco de papel. Me senté en el borde la bodega y con la punta de mi dedo índice pude tocar la superficie del mar y empecé a dibujar figuras zigzagueantes que se iban perdiendo a medida que la lancha avanzaba. Comprobé lo que dice el refrán…. “ Después de la tempestad… viene la calma”.

Posted in Anécdotas, Cultura, Personal, Reflexiones, Turismo | Etiquetado: , , , | 4 Comments »

Recuerdos de Hiroshima

Posted by jjcustodio en abril 1, 2011

hirosima_7

Hace 10 años tuve la suerte de visitar Hiroshima con mi amigo Susumu Isoda, un médico japonés,  y ver uno de los pocos edificios que quedó en pie y que ha sido conservado como símbolo de la destrucción de la bomba atómica. Al costado está el Museo de la Paz en donde se expone todo el daño que ocasionó la bomba, con escenificaciones tan reales que a uno se le hace un nudo la garganta al ver tanto sufrimiento humano. Se exponen estatuas de bronce medio derretidas por el calor ubicadas a 2 kms del sitio de la explosión. En un gran salón hay 2 enormes maquetas que muestras la ciudad de Hiroshima a las 8:15 de mañana, un minuto antes de la explosión de “Little boy” (nombre de la bomba) y otra maqueta de la misma ciudad a las 8: 17, después de la explosión. ¿Cuántas personas murieron? las cifras son variables. Unos consideran la muerte instantánea de 70,000 personas y que al final con la otra explosión en Nagasaki llegó a 260,000 las personas muertas.

Un abrazo de solidaridad con el pueblo japonés por lo que está pasando en estos momentos.

Susumu Isoda, I lost your email. I haven’t heard from you in a long time. Would you please send me a message?hiroshima

 

Etiquetas de Technorati: ,,

Posted in Cultura, Reflexiones, Turismo | 1 Comment »

Un fin de semana en las playas del Norte Peruano

Posted by jjcustodio en marzo 22, 2011

Playa Máncora

Máncora desde hace mucho tiempo es considerada una zona paradisiaca para pasar el verano… ¡y vaya que sí lo es!. Sus playas de arena blanca, el calor y sol intenso, sus aguas cristalinas y tibias nos hacen olvidar inmediatamente la rutina de nuestra vida. Su encanto de zona privilegiado ha hecho confluir gente de todo el mundo que viene a disfrutar de estos encantos. Se nota y se siente la mezcla de culturas. Increíblemente durante los 3 días no escuché ninguna cumbia peruana… se escuchaba jazz, rock, blues,reggae.  El sol es intenso, el agua clara, transparente y tibia. Después de mucho tiempo pasé casi una hora dentro del mar. A 15 minutos y a 5 soles el pasaje uno puede estar en Punta Sal, otra playa realmente encantadora.

Hospedajes hay de todos precios, desde los exclusivos y muy caros  hasta los albergues turísticos juveniles internacionales a precios increíbles de 20 a 40 soles por persona, con la ventaja de poder cada uno cocinar sus propios alimentos.

Para aquellos que están pensando viajar y no gastar mucho les recomiendo “La Posada de Máncora”, un albergue tranquilo fuera de la ciudad y cerca al mar.Cuenta con habitaciones sencillas y cómodas y con una pequeña piscina. Lo van a pasar bien.

Posted in Cultura, Turismo | 4 Comments »

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 27 seguidores